Tagged: violència contra les dones

Hechos son amores

Hechos son amores (Carlos Crespo)

 

Anuncis

Yo me quiero más

Aquest vídeo està adreçat  a les xiques que estan en una relació tòxica. Però què li diries a ell?

Estima’m lliure. El rap de Sura

Lletra:
No, con las mujeres no se juega.
No es un hombre valiente el que te pega.
Las mujeres somos fuertes
y a los machistas le enseñamos los dientes.
Tenemos un deber, una misión:
aprender, cambiar la situación.
No pienses más, tienes que reaccionar.
Si ves que pegan a una mujer no debes callar.
Hay que romper el silencio.
Denúncialo, no te lo guardes dentro.
No queremos ni pasivos ni violentos.
Queremos hombres justos y honestos.
Huye del hombre que se cree un sargento,
que trata a las mujeres como objetos.
Ante la agresión: ¡Respuesta!
Ni golpes que duelan ni palabras que hieran.
No, no te dejes llevar.
Huye de los valores que te quieren implantar.
Cuestiona tu masculinidad.
Rompe el molde que impone la sociedad.
Que haya igualdad entre mujeres y hombres,
que nadie te diga lo que tienes que hacer.
No eres más importante por dar golpes
y no por ser mujer tienes que obedecer.

Volem tindre un mon amb igualtat
Amb la teua parella actua amb consciència
La nostra felicitat es la llibertat
Que no vol deixar pas a la violència. (x2)

No a las injusticias, no agredas a una mujer.
Déjala libre no le digas lo que tiene que hacer.
Y al chico que cosa, se le rechaza.
Que controlar el whatsapp también es una amenaza.
Nosotras nos defendemos juntas.
Ante la agresión: solidaridad.
Nuestras ideas siempre justas.
Luchamos por el respeto y por la igualdad.
Asume que la mujer no es tu juguete,
por eso es que hace falta que se la respete.
Por culpa del control el amor disminuye.
Por celos y obsesión, la pareja se destruye.
Si buscas problemas nosotros no queremos.
Amor para dar es lo que tenemos.
Busquemos felicidad y amistad.
Menos rivalidad y más igualdad.
El amor es un sentimiento que no condena a una persona.
Quien te quiere, no te traiciona.
No me gusta el machito, no me impresiona.
Cree que me da miedo y sólo me da pena.

Volem tindre un mon amb igualtat
Amb la teua parella actua amb consciència
La nostra felicitat es la llibertat
Que no vol deixar pas a la violència. (x2)

“SURA és una associació valenciana sense ànim de lucre, constituïda a l’abril de 2011 i membre de l’Associació Europea d’Escoles de Segona Oportunitat. Ens definim per 3 aspectes fonamentals: la intervenció socioeducativa, basada en metodologies d’èxit, dirigides a xiquets, xiquetes i joves en risc d’exclusió social.

Aquests tres aspectes ens permeten treballar per aconseguir alguns dels nostres objectius com:

– Contribuir al canvi educatiu difonent pràctiques innovadores, de resultats contrastats.
– Possibilitar l’educació integral de la persona.
– Compensar els costos d’oportunitat de les xiquetes, xiquets i joves amb qui treballem.
– Millorar els índex d’abandonament prematur de l’educació i fracàs escolar entre el col•lectiu esmentat.

Actualment treballem conjuntament amb l’Ajuntament de Massanassa on posem en pràctica alguns dels nostres programes. Un d’aquests programes és el d’Educació Emocional a través del qual hem pogut desenvolupar aquest any l’Aprenentatge Servei (una metodologia d’èxit que combina una formació teòrica d’un contingut que després es posa en pràctica en benefici de la comunitat) convertit en una campanya contra la violència masclista el resultat final és aquest rap.

24 joves d’aquesta població s’han format durant 5 sessions en aquests continguts: el concepte d’amor i alguns mites relacionats amb el mateix, la desmitificació de l’home violent i masclista, la necessitat de mantenir relacions igualitàries, amb respecte i bon tracte, la dotació d’atractiu de l’home igualitari, la importància de la xarxes de solidaritat per aconseguir que les víctimes de violència no se sentin ni estiguin soles, entre d’altres aspectes. Després d’aquesta primera part, els i les joves ajudats i dirigits per Toni Mejías del grup “Los Chikos del Maíz” van crear la lletra d’aquest rap, a més va col•laborar Panxo del grup “Zoo” a la part de la tornada en valencià.

Per finalitzar les i els joves de SURA van gravar en AM Estudis el videoclip que avui presentem i el resultat és la nostra contribució a la lluita contra aquesta xacra social.”

SURA ASSOCIACIÓ – ESTIMA’M LLIURE. (Base original: Mala Rodríguez – ‘Por la noche’). Canción escrita por las y los jóvenes que aparecen en el vídeo. “Dirigidos” y ayudados por Toni Mejías de Los Chikos del Maíz y Panxo de ZOO en el estribillo. Cámara: Raúl Pérez. Montaje y edición de vídeo: Toni Mejías. Grabación, mezcla y masterización: Toni Macías (AM Studio)

Més cançons antiviolència patriarcal:

CÒMPLICES

Olweus_2001

Per què no actuen els espectadors?

(En castellano)

L’any 2012, una adolescent de 16 anys que havia begut molt va ser violada pels membres de l’equip de futbol de secundària d’Steubenvill, Ohio. La xica estava semiinsconscient i aquestos la varen portar de festa en festa, durant gran part de la nit, i entre altres humiliacions, se li pixaren damunt públicament. Cap persona de les que hi havia a les diverses festes va fer res per a evitar-ho, ni tan sols cridararen per telèfon anònimament. A la xarxa es van pujar vídeos de l’agressió sexual i també un vídeo d’un conegut dels violadors on es burlava de la xica i del fet.

Per què ningú va fer res? Per què cap dels adolescents i joves que es trobaven a les festes va actuar?

Alguns dels factors facilitadors de la violència són aquestos:

1. Sembla mentida, però un dels majors facilitadors de la violència és la idea que el comportament és tolerat secretament per la víctima, és a dir, el pensar que en el fons li agradava o volia el que li estava passant. El coit està tan sobrevalorat que molts joves pensen que pot resultar plaent, fins i tot contra la voluntat de la dona. Recorde que fa uns anys vaig posar a classe Kids, una duríssima pel·lícula que acaba amb la violació d’una xica inconscient en una festa, i una part de l’alumnat va riure davant l’escena. En preguntar-los-en la raó, respongueren que era evident que ella es feia la dormida i que li estava agradant igual que al violador.

2. En els xiquets i adolescents barons, la voluntat d’intervenir es basa en si creuen que els seus iguals masculins ho aprovarien o no. En realitat, el que pensen els altres és més important que les seues pròpies actituds. Això significa que fins i tot les expressions “menors” de sexisme, homofòbia, transfòbia…, com per exemple les floretes, els insults “de broma” (maricó, marimacho…) o els acudits sobre la violació o les persones homosexuals, etc., tenen una enorme influència, ja que impliquen que degradar les dones (o les persones homosexuals, transsexuals…) és acceptable i que la violació o qualsevol altra agressió és una broma que fa riure. Aquestes opinions desanimen els espectadors a actuar, ja que pensen que no rebran cap suport si actuen contra una agressió.

3. També arriben a pensar que ells mateixos es convertiran en víctimes perquè les seues opinions són, suposadament, contràries a les de la majoria. En el cas de l’homofòbia, si es defensa una persona homosexual, existeix la por al contagi de l’estigma, és a dir, el temor que la gent pense que la persona defensora és també homosexual.

4.  La percepció que els agressors tenen un alt estatus social, és a dir, que són molt populars, és una altra dificultat afegida per a parar un comportament violent.

5. Les creences i mites al voltant de les agressions també prediuen la falta d’actuació. Per exemple la idea que la violació és sempre visiblement violenta porta a no considerar violació l’agressió a una persona que és incapaç de consentir (o de defensar-se) perquè ha begut molt. En el judici per la violació de la xica d’Ohio, un testimoni d’Stuebenville justificava la seua inacció dient que no va tractar de detenir els jugadors quan aquestos ensenyaven a tothom els pits de la xica perquè en aquell moment “ningú va pensar que fóra greu” ja que a ella no semblava molestar-li ni es defensava.

Tampoc es considera violació insistir a tindre relacions sexuals, malgrat la negativa de les xiques, quan hi ha hagut un consentiment previ o en un context de parella estable. Darrere d’aquestes agressions hi ha les falses creences següents: a) que es perd el dret a dir “no” quan es passen determinats límits; per exemple si una xica ha dit que hi haurà sexe, però després, havent començat o no, canvia d’opinió (“No em pots deixar a mitges”, “A què venies, si no?…”.); b) que està justificat usar la coerció quan una dona “ha provocat” un baró; c) que els xics estan molt necessitats sexualment i tenen dificultats per a controlar-se, especialment en arribar a determinat punt; d) que cal satisfer sexualment la parella encara que no se’n tingues ganes; e) que quan una xica diu “no”, realment vol dir “sí”; o f) que la conquista o fins i tot la imposició sobre una dona que diu “no” augmenta el valor d’un home; en canvi, quan ella persisteix en el rebuig, el baró es devalua. En realitat, el consentiment pot ser revocat en qualsevol moment, i insistir a tindre sexe contra la voluntat de l’altra persona (sense el seu explícit) és una violació, en una parella estable o una d’esporàdica.

6. En els casos on hi ha consum d’alcohol o d’altres drogues, els adolescents sovint no demanen ajuda a les persones adultes per por a ficar-se en problemes amb els pares o les mares.

7. Un factor que també cal tenir en compte és la culpa. A les xiques, se les educa en la por a patir una agressió sexual i el que han de fer és no “posar-se en perill”. Per tant, no han d’anar a determinats llocs soles, no han de beure, no han de vestir roba “provocativa”, etc. En altres paraules: la solució a la violència que altres exerceixen és que elles siguen menys lliures i no facen coses perquè, quan les fan, se les culpabilitza de les conseqüències si els passa alguna cosa dolenta. Quan les dones se salten les normes patriarcals, sovint se senten culpables del que els passa i no es creuen en el dret a demanar ajuda.

A diversos països arreu del món s’estan duent a terme programes amb joves que intenten promoure la intervenció de l’espectador, i les investigacions mostren que solament amb una persona que parle, ja pot trencar-se l’assentiment tàcit dels espectadors i frenar-se així l’escalada cap a formes més greus de violència.

Cal doncs, un treball específic sobre els barons per a tractar d’apoderar els joves igualitaris antiviolents i trencar el corporativisme masculí. Cal ensenyar els estudiants a parlar i a prendre consciència que la sexualització de les dones, o les bromes sobre la violació i la violència sexual, no són innòcues i que no han de ser tolerades en silenci. Es tracta també d’un treball d’habilitats socials que els ajude a saber què fer davant de situacions de violència, i també a superar les barreres socials i el temor a intervenir amb els seus iguals. En realitat, molts dels homes i xiquets no aproven la violència, però pensen que els altres sí que ho fan i per això callen. El que cal aconseguir és que parlen, que diguen que estan en contra de la violència i que actuen davant de situacions concretes.

Tradicionalment, la responsabilitat de previndre les agressions ha recaigut sobre les dones; i els hòmens no han reflexionat sobre el tema, ni tan sols els hòmens igualitaris. És imprescindible que els barons qüestionen el masclisme i els masclistes i discutisquen sobre la seua implicació en la violència, no solament en entorns feministes sinó també amb els amics.

En les xiques, cal que prenguen consciència de l’educació desapoderadora que reben des de menudetes i identificar com a violència les agressions masclistes quotidianes normalitzades, per exemple les persecucions a la nit, els tocaments patits en transports públics o aglomeracions, els comentaris sobre el cos, etc. Tota aquesta violència els recorda a les dones que el carrer no és seu i que el seu cos és un tros de carn tocable i opinable. La realitat és que les dones han de saber que el carrer és seu i que tenen dret a ocupar-lo quan vulguen i com vulguen, que el seu cos és seu i que poden decidir què fer amb ell i, per descomptat, viure una sexualitat lliure i desitjada. I aquesta llibertat no dóna dret a cap home a violar.

La responsabilitat davant de la violència també és nostra i no podem esperar que una altra persona actue per nosaltres.

No sigues còmplice i actua!

Pots mirar també el vídeo de l’entrada Si no fas res, ets còmplice. I l’entrada de karicies La meua classe.

Davant de l’assetjament, actua!

Entrada feta per Nadir Davidson (1r Bat)

Hui parlaré de l’assetjament al carrer, un fet que afecta sobretot les dones i també els gais. I us mostraré dos vídeos en els quals dues persones diferents caminen pel carrer: una és una dona vestida amb roba d’allò més normal i l’altra és un xic heterosexual vestit de manera femenina. Les reaccions de la gent són diferents, però les dues tenen una cosa en comú: l’assetjament.

Amb aquesta entrada m’agradaria conscienciar la gent perquè no es quedara callada quan veu una situació així. Com va dir Miquel Missé a la V Vesprada Diversa que es va celebrar al nostre institut: davant de l’assetjament, actua!

 

Una història d’amor?

“UNA HISTORIA DE AMOR” (Guión, dirección y montaje Envideas. Produce Asecedi. Subvencionado por el Ministerio de Sanidad. 2008). Guía didáctica.

Sinopsi: Lucia i Juan són dos joves que es coneixen en un curs de DJ´s
del centre cultural. S’agraden i comencen a eixir. Semblen una parella perfecta…

“Esto te dolerá poco”

Mujeres víctimas de violencia sexual muestran en la Red las palabras de sus agresores

Otras dan la cara y sostienen la cartulina sobre el pecho, mirando a la cámara con valentía. Algunas están relatando, desde la pose simple y el cartel con el mensaje textual de la bestia, un suceso traumático del que se han curado o desean hacerlo: una agresión sexual, de cualquier tipo y en cualquier ámbito, la familia, el trabajo, la escuela, la calle….

Un ejercicio curativo

Todas las fotos, centenares, están en el tumblr de Unbreakable Project (Proyecto Irrompible), una iniciativa de una chica de 19 años, Grace Brown, una estudiante de fotografía que se ha convertido, gracias a la difusión social en la Red de su idea, en la catalizadora de un ejercicio catártico, liberador, curativo y lleno de orgullo.

En octubre de 2011 una amiga de Brown le confesó que había sido asaltada sexualmente. A la mañana siguiente, todavía impresionada y tras una noche de insomnio, propuso a la víctima de la agresión que le haría una foto mientras sostenía un póster con las palabras del atacante. Quería colgar la imágen en Internet e intentar que otras mujeres dieran el paso de confesar la agresión.

Brown se hizo con una plantilla de Tumblr, la tuneó mínimamente, y propuso usar la fotografía “para ayudar en la curación de quienes hayan sido víctimas de abusos sexuales”. Invitaba a las mujeres a remitir fotos al correo electrónico del blog.

Una semana más tarde Unbreakable Project aparecía citado por la feminista Jessica Valenti y por Yvonne Moss, que sufrió una violación y es ahora una activista en favor de las víctimas de abusos. Esta última definió la iniciativa de fotografía curativa como una forma de que las afectadas “recuperen el poder de las palabras que en el pasado fueron utilizadas contra ellas”.

Mensajes de todo el mundo

Todo empezó entonces a ir muy deprisa. Brown recibió centenares de mensajes de todo el mundo, desde Australia o Japón hasta Abhu Dhabi. En ocasiones eran simples correos relatando los pormenores de una experiencia muy amarga. En otras, fotos con las advertencias, insultos y amenzas de los delincuentes.

Algunas mujeres también aceptan la oferta de ser retratadas por Brown, que ya ha realizado 25 fotos. Ha colocado su cámara delante de una mujer de 70 años dispuesta a revelar su experiencia y compartirla, pero la promotora deUnbreakable Project nunca olvidará el caso de la niña de 13 años que apereció con una pancarta que decía: “esto te dolerá un poco”.

La joven quiere seguir adelante. Está un poco alucinada con la trascendencia de su idea (“¡sólo tengo 19 años!”, no deja de decir en las entrevistas), pero se ofrece a seguir recibiendo, publicando y haciendo fotos a “supervivientes”, porque su objetivo es “llevar luz, consuelo y curación a todas las afectadas”.

El proyecto tiene también sedes en la redes sociales Facebook y Twitter.

Fotogalería

Font: 20 minutos

Assetjament

Mont-real

Commoció al Canadà pel suïcidi d’una jove assetjada

Redacció Actualitzat a les 09:33 h   18/10/2012

El Parlament canadenc debat una moció per fer front a l’assetjament escolar i cibernètic. L’assumpte s’ha convertit en “problema nacional” i ha motivat moviments polítics arran del cas d’una jove canadenca de 15 anys, Amanda Todd, que es va suïcidar després de serassetjada sexualment durant tres anys a través de la xarxa i a l’escola.

Un vídeo amb la seva història

Uns dies abans de suïcidar-se, la noia va gravar un vídeo de 9 minuts, titulat “La meva història: Lluita, assetjament, suïcidi i dany”, en què mostrava cartells en què explicava que havia estat víctima de coaccions i que no tenia ningú i se sentia molt sola. Quan tenia 12 anys, un home va convèncer Amanda a través de la xarxa que li ensenyés els pits. 

Ella ho va fer i un any després ell la va amenaçar a través de Facebook i li va demanar que es despullés davant de la càmera si no volia que distribuís la foto de la primera trobada virtual. Poc després, la policia es va presentar a casa seva perquè les imatges havien estat distribuïdes als seus professors, amics i familiars. A partir d’aquí, també la van assetjar a l’escola, una situació que no va poder suportar.

Malson sense fi

“Vaig perdre tots els meus amics i el respecte que la gent em tenia. M’insultaven i em jutjaven. Mai podré recuperar aquella foto. Estarà allà per sempre”, va declarar.

Tot i el canvi d’escola, el malson va continuar un any més. La noia va patir una nova agressióque va ser gravada en vídeo pels companys de l’escola i va cometre un primer intent de suïcidi bevent lleixiu. En sortir de l’hospital, la noia va descobrir al Facebook múltiples missatges que deien que es mereixia el que li passava i que hauria de morir-se. Amanda es va mudar i va tornar a canviar d’escola, però l’assetjament va continuar a través d’internet.

Pocs dies abans de ser trobada morta a casa seva, el passat 10 d’octubre Amanda va gravar el vídeo on al final deia: “No tinc a ningú. Necessito algú. El meu nom és Amanda Todd”i una fotografia del seu braç sagnant, amb molts talls.

Problema de gran magnitud 

La policia no ha volgut comentar les informacions que apunten que un suposat pederasta nord-americà podria ser l’home que va assetjar Todd i qui va difondre la seva fotografia despullada per internet.

La tràgica història d’Amanda ha commogut la societat canadenca els últims dies i l’organització Bullying Canada, que es dedica a combatre l’assetjament escolar, ha posat xifres al fenomen. Segons ha explicat, un de cada set nens canadencs d’entre 11 i 16 anys són víctimes d’assetjament escolar o per internet. A més, als instituts del país hi ha cada mes 282.000 casos d’assetjament. L’organització indica que aquest problema no afecta igual nois i noies, ja que els primers bàsicament són insultats o amenaçats, mentre que les segones pateixen assetjament sexual.

La magnitud del problema ha impulsat finalment que el Parlament del Canadà debati una moció per plantar cara a l’assetjament tant a l’escola com a través de la xarxa.

Font: TV3

 

Les xiquetes són mercaderia

Trece menores dadas en matrimonio por una disputa entre dos tribus en Pakistán

 Efe | Islamabad

09/10/2012 

Trece menores de entre 4 y 16 años de edad y del mismo clan han sido entregadas para ser casadas con hombres de otra familia en el centro de Pakistán, a raíz de una disputa entre las dos tribus por un homicidio, informan hoy medios locales.

La asamblea tribal o ‘yirga’ convocada para resolver la disputa decretó una compensación de tres millones de rupias (unos 30.000 dólares) y las trece menores, una tradición conocida como “vani” y que es habitual en la resolución de choques tribales en Pakistán.

El caso ocurrió en una zona rural cerca de la localidad de Dera Bugti, en la conflictiva provincia suroccidental de Baluchistán.

Según dijeron una fuente oficial y un líder tribal local al diario Express Tribune, la “yirga” estuvo presidida por un diputado provincial y miembro de uno de los clanes en conflicto, Tariq Masuri, aunque este lo negó en declaraciones al diario local Dawn.

El Tribunal Supremo de Pakistán ha declarado ilegales este tipo de sentencias practicadas por la justicia tribal, pero en muchas zonas rurales sigue siendo habitual el uso de mujeres -a menudo menores- como retribución en disputas entre familias.

Baluchistán es la región más extensa de Pakistán pero también la menos poblada del país y la que cuenta con los peores indicadores de desarrollo, en parte por los altos índices de violencia que azotan la provincia casi desde la creación de Pakistán en 1947.

Font: El mundo

Les guapes són culpables…

Las acusadas guapas son percibidas como culpables

Una investigación de la Universidad de Granada y la Policía apunta a que si la acusada es atractiva se le atribuye mayor responsabilidad en el delito

8.10.2012

Desde la psicología social se ha observado que en diferentes ámbitos, como el laboral, académico e incluso en el judicial, el atractivo físico de una persona influye en cómo es percibida por los demás. De alguna manera se produce una asociación mental de que ‘lo bello es bueno’. Sin embargo, en cuestiones de violencia de género los resultados son diferentes.

“Uno de las conclusiones más interesantes de la investigación fue que, al presentar como atractiva a la acusada de matar a su maltratador, los participantes le atribuyeron mayor responsabilidad en los hechos y, al contrario, si se la definía como ‘no atractiva’, este índice disminuyó”, declaran a SINC Antonio Herrera, Inmaculada Valor-Segura y Francisca Expósito, autores del estudio que publica la revista The European Journal of Psychology Applied to Legal Context.

Si la acusada se presenta como atractiva se le atribuye mayor responsabilidad en el crimen

Para realizar el estudio, se redactaron dos tipos de historias ‘ficticias’ sobre un proceso judicial en el que la protagonista era una mujer acusada de matar a su marido y que había declarado en su defensa haber sufrido una larga historia de maltrato y que, por tanto, cuando lo mató actuó en defensa propia.  En una de las historias la descripción de la mujer encajaba con el estereotipo de maltratada y en la otra no.

“De esta manera, teníamos a la mitad de los policías que leían un relato en el que la acusada era una mujer joven, maltrecha, deteriorada físicamente y de aspecto frágil, con hijos y económicamente dependiente de su pareja. Y la otra mitad leyó la historia de una mujer sin hijos, asesora financiera, casada durante 10 años y que durante el proceso judicial se presenta bien vestida, decidida y calmada en su interacción con el juez y los abogados”, explican los autores.

Los investigadores pidieron a los participantes que adoptaran el papel de jurado y que contestaran a una serie de preguntas relacionadas con la credibilidad, responsabilidad y control de la situación que les había generado la mujer que se describía. También le preguntaron sobre su ideología sexista.

El trabajo alerta sobre la necesidad de aumentar la formación en cuestiones de género para todos los agentes jurídicos y de seguridad

El prototipo de mujer maltratada

Los autores señalan que una de las variables que ha ejercido mayor efecto en la valoración de la criminalidad es si la mujer encaja o no con el estereotipo de mujer maltratada, lo que se denomina prototipicidad.

“Los resultados mostraron que cuando se presentaba a los participantes a una mujer maltratada no prototípica, es decir, que no encaja con la idea que la sociedad tiene de este tipo de mujeres, se le atribuía un mayor control de la situación, lo cual, en términos legales, se puede traducir en una mayor culpabilidad”, aseguran.

La otra variable que relacionaron con la valoración que el ‘jurado’ hacía del caso es el sexismo de los participantes. En este sentido, los que tenían mayores puntuaciones en sexismo hostil -denominado también sexismo tradicional o machismo- eran los que mayor control de la situación otorgaban a la acusada.

“Este trabajo, pese a las posibles limitaciones que pueda presentar, nos pone en alerta sobre la necesidad de aumentar la formación en cuestiones de género para todos los agentes jurídicos y de seguridad. Su trabajo es fundamental en el proceso y pueden estar condicionados por variables ajenas, como el atractivo físico o la creencias estereotípicas sobre la violencia de género”, concluyen los autores.

La muestra empleada en la encuesta fueron 169 policías pertenecientes a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. La mayoría eran varones -153 hombres y 16 mujeres- procedentes de diversas ciudades españolas.

Font: Público.es

Assetjament i masclisme judicial

Un tribunal no ve acoso sexual en besos y tocamientos indeseados

La Audiencia de Madrid absuelve a un jefe que daba palmadas en las nalgas y se rozaba con dos empleadas porque no aprecia propósito sexual, sino sentimental

9.10.2012

Un día le dio un beso en los labios. Otros le acariciaba la pierna. O el pelo. Más tarde, el farmacéutico también abrazó sin ella quererlo a otra de sus empleadas. A pesar de sus quejas, en otra ocasión le dio palmadas en las nalgas. También les escribía cartas. “Sueño con el roce de tu piel, con su color, con el perfume que exhala”, le escribió a una de ellas. “Eres la mujer de mi vida”, le había escrito a la otra. Las dos trabajadoras de una farmacia de Madrid le denunciaron por acoso y el hombre fue condenado a tres meses y dos días de prisión y a indemnizarlas con algo más de 11.200 euros. Pero la Audiencia Provincial de Madrid desestima la condena y ha absuelto al farmacéutico al entender que no hubo acoso sino, en todo caso, abusos. Un delito más grave, pero por el que no estaba acusado y, por tanto, por el que no se le podía condenar.

El artículo 184 del Código Penal considera acoso “el que solicitare favores de naturaleza sexual, para sí o para un tercero, en el ámbito de una relación laboral, docente o de prestación de servicios, continuada o habitual, y con tal comportamiento provocare a la víctima una situación objetiva y gravemente intimidatoria, hostil o humillante”. Los magistrados no estiman que las situaciones descritas por las mujeres —que sufrieron depresión— puedan ser suficientes para configurar esa situación objetiva y gravemente intimidatoria, hostil o humillante que marca la ley. Tampoco consideran que actitudes como las palmadas en las nalgas, acariciar la pierna o el pelo o rozar el cuerpo con el de otra persona supongan una proposición de una relación sexual, sino “la realización de actos de contenido sexual”. De ahí, dice, “podrían constituir el supuesto fáctico de una condena por delitos de abusos sexuales”.

En una sentencia fechada en julio y votada por unanimidad de la que ha sido ponente el magistrado Julián Abad Crespo, se determina que la única proposición de relación sexual implícita, ocurrió una vez que el acusado propuso a una de las mujeres ir a “hacer la siesta en un hotel”. Los magistrados —Abad junto a Francisco Jesús Serrano y José Manuel Fernández Prieto— exponen que el acusado propuso a las dos mujeres mantener una “relación sentimental”, pero no puede afirmarse, dicen, que esa relación “alcance el carácter de una proposición de un trato o relación sexual seria e inequívoca”.

La abogada Ángela Cerrillos, presidenta de la asociación de mujeres juristas Themis, no comparte la sentencia. Cree que sí hay base probatoria para una condena por acoso. “¿Ofrecer ir a echar la siesta de esa forma no es una proposición sexual? Subliminalmente le está diciendo que se vayan a la cama”. Cerrillos critica que la Audiencia haya modificado los hechos que en el primer juicio —el juzgado de lo Penal 1 de Alcalá de Henares— se consideraron probados para suprimir que el acusado realizaba algunas de estas propuestas “con objeto de satisfacer sus deseos libidinosos”. También que se deseche el hecho probado de que “las trataba despóticamente en sus puestos de trabajo durante un tiempo”. Las dos empleadas, insiste Cerrillos, relataron que el acusado les retiró temporalmente incentivos económicos que percibían. “Eso es un intento de presión, de intimidación”, dice.

Tampoco Glenys de Jesús, directora del Observatorio de Género y Justicia de Women’s Link, comparte la sentencia, que considera “discriminatoria”. Para ella, los magistrados equivocan el foco. “Inventa una diferencia entre las propuestas para mantener una relación sexual y una sentimental, y quita el componente sexual de cosas como tocamientos en las nalgas”, expone. “Además, hay una situación de subordinación, intimidatoria y gravemente hostil. Él era su jefe, y hacía esas proposiciones desde esa situación de poder”, argumenta.

Julian Ríos, profesor de Derecho Penal de la Universidad Pontificia de Comillas, explica sin embargo que el Código Penal es muy claro y estricto, y que la sentencia puede no ser jurídicamente criticable. Los magistrados no aprecian en lo ocurrido la gravedad exigida por la ley en las situaciones. “A nivel coloquial puede que estos hechos sí se definan como acoso sexual. Pero jurídicamente no es así. Hace falta que se demuestre que se ha provocado una situación objetiva, gravemente intimidatoria, hostil o humillante. Y que la naturaleza de los hechos sea solo sexual. Si no se cumplen todos esos requisitos no es acoso. Puede ser otro delito, como el de abusos, pero acoso no. Eso, con todos esos límites, es lo que marca la ley”, expone.

Las dos mujeres optaron por llevar su denuncia por la vía penal. Por la vía laboral, sin embargo, explican los expertos, la tipificación de los delitos es más amplia. El concepto de acoso en el derecho laboral es más amplio, puede ser sexual o no. Sin embargo, por esta vía los delitos prescriben en un año y los hechos denunciados ocurrieron hace 10.

Font: El País

20 formes de matar a una dona

 

Un exconcejal balear será juzgado por permitir que la web de ASI alojase un vídeo con veinte formas de matar a una mujer

PALMA DE MALLORCA, 9 (EUROPA PRESS)

El exconcejal de Agrupación Social Independiente (ASI) y presidente de esta formación, Joaquín Rabasco, sobre quien pesa una condena de dos años de prisión por malversar fondos municipales a sociedades de su propiedad, se enfrenta ahora a una petición de tres años de cárcel por presuntamente incitar a la violencia de género al permitir que la web del partido alojase una animación informática en la que se mostraban 20 formas distintas de matar a una mujer.

Unos hechos por los que, este martes, el exregidor se sentará de nuevo en el banquillo de los acusados para ser juzgado por el magistrado del Juzgado de lo Penal número 7 de Palma, Francisco José Pérez. La vista fue aplazada a esta jornada después de que fuese inicialmente suspendida ante la ausencia del testigo principal -el ingeniero que se encargaba del mantenimiento del servidor-. Junto a él también se sentará en el banquillo de los acusados la exsecretaria de Rabasco Claudia Fallemann.

En el marco de este juicio, la acusación particular, ejercida por el letrado Sebastià Rubí en representación de un grupo de ciudadanos de Llucmajor, reclama para el dirigente de ASI, además de los tres años de privación de libertad, 126.000 euros de multa, mientras que para Fallemann solicita dos años de prisión y el pago de 54.000 euros. Al margen de estas penas, la acusación pide la disolución de la formación por haber dado amparo a los hechos denunciados.

Y es que, tal y como relata en su escrito de calificación, al que tuvo acceso Europa Press, ASI mantuvo colgada en su web, a lo largo de noviembre y diciembre de 2005, una animación que mostraba múltiples formas de acabar con la vida de una mujer que montaba en bicicleta, motivo por el que Rabasco fue formalmente requerido por el Institut de la Dona para que la eliminase, a lo que el exconcejal hizo caso omiso.

Todo ello, recrimina la acusación particular, como “una clara muestra de claro desprecio a la mujer en particular y a la ciudadanía en general”, que expresó “su indignación ante tan graves, despreciables e intolerables acontecimientos, convocando múltiples manifestaciones y con la lectura de manifiestos de repulsa”. Una actuación, además, que provocaba e incitaba de una manera “clara e inequívoca al odio y la discriminación contra las mujeres”.

Por su parte, Fallemann, según el escrito de acusación, era la encargada de supervisar la web y, siguiendo instrucciones del máximo dirigente de ASI y “conociendo perfectamente el contenido de la animación”, dio órdenes al informático del partido para que la colgara ‘online’. Y no fue hasta enero de 2006 -dos meses después- cuando Rabasco ordenó al técnico que la sustituyera por otra animación en la que se podía escuchar una canción de carácter escatológico.

[…]

Font: Diario del derecho