Category: NOTÍCIES

Machitrols #PorquéTantoOdio

#PorQuéTantoOdio: El acoso machista a las mujeres que muestran su feminismo en redes

ÁLVARO LLORCA 07/11/2015 – 08:27 CET El País. Verne

El pasado mes de agosto, Loreto Ballesteros, una estudiante de 22 años, dejó unos comentarios en Twitter que denunciaban la hipersexualización de la mujer: “No nos confundamos: no es nuevo que los hombres sexualicen a niñas y menores. De hecho, está prácticamente normalizado”, decía en uno de sus mensajes. A partir de ahí, empezó a recibir amenazas a través de la misma red social: “Te voy a partir el cráneo con una pala”, le llegaron a escribir.

La bloguera Alicia Murillo empezó en 2012 su proyecto ‘El cazador cazado‘, que consistía en grabar con su móvil a los hombres que se dirigían a ella por la calle en actitud machista. Alicia invitaba al agresor a que explicara delante de la cámara qué le había dicho y por qué lo había hecho. Poco tiempo después, alguien colgó el número de teléfono de Alicia en un foro de internet y empezó a recibir amenazas telefónicas.

La tuitera @Barbijaputa lleva años firmando con su seudónimo artículos sobre género en diferentes medios de comunicación. También ha provocado debates en las redes sociales como cuando habló sobre las agresiones que sufren las mujeres de vuelta a sus casas por las noches. Por estas razones ha recibido amenazas de muerte y sufre continuos intentos de averiguar su identidad real para hacerla pública. Incluso hubo un grupo de gente que rebuscó entre los pocos datos conocidos de su biografía para hacer que la despidieran de su trabajo.

Estas amenazas son una constante para aquellas mujeres que denuncian públicamente la desigualdad de género en redes sociales. ¿A qué se debe tanto odio? ¿Por qué no sucede lo mismo cuando se denuncian otras desigualdades?

Dos de las afectadas por los casos anteriores apuntan en la misma dirección. En conversación con Verne, @Barbijaputa encuentra dos razones fundamentales. “La primera es que muchos hombres, sean conscientes o no, tratan de preservar así los privilegios que tienen sobre las mujeres. La segunda es que muchos hombres no aceptan que las mujeres adquieran voz propia y la manifiesten con seguridad, por lo que tratan de devolverlas a una situación de debilidad que ellos asocian a lo femenino”.

Loreto Ballesteros, la tuitera a quien amenazaron con romperle el cráneo, nos dice algo parecido: “Si hay gente a la que le molesta estas denuncias es porque se ven reflejados en ellas, se ven amenazados y porque no quieren que esto cambie”. Al ser preguntada por su situación actual, nos dice que hace un mes y medio abandonó su cuenta de Twitter, pero que el linchamiento digital no ha cesado y aún hay personas que la siguen ridiculizando y amenazando.

Aunque Twitter cuenta con mecanismos para denunciar amenazas y bloquear cuentas, Loreto se siente más tranquila al haber dejado Twitter. Eso sí, también le apena haber abandonado su actividad en redes sociales porque, a raíz de su campaña, empezó a recopilar los testimonios de acoso que le habían hecho llegar muchas mujeres. Porque de la misma manera en que muchos acosadores se amparan en el anonimato de las redes sociales, muchas mujeres también han hallado comprensión y se han animado a compartir sus propias experiencias. Loreto llamó a su página ‘No son depravados‘ para visibilizar que esta violencia no solo procede de hombres con comportamientos extremos.

De hecho, las víctimas de este acoso no solo lamentan la actitud de los propios acosadores, sino también la que aquellos que restan importancia a los ataques. Muchos insultos se esconden bajo la apariencia de bromas, como los que sufrió la periodista Paloma Goñi al explicar las razones por las que había dejado de depilarse. /…/

Desde su anonimato, @Barbijaputa ha seguido manifestándose contra la violencia machista. “A mí los ataques me han dado más energía para seguir defendiendo mi postura”, nos dice. Es una actitud parecida a la que ha adoptado Anita Sarkeesian, una estadounidense que empezó a recibir amenazas de muerte y de violación tras acusar de sexismo a la industria de los videojuegos. Sus acosadores incluso crearon un videojuego que consistía en golpear su rostro hasta que sangrara. Pero ella ha seguido denunciándolo hasta convertirse en una de las 100 personas más influyentes para la revista Time en 2015. Anita Sarkeesian afirmó en una entrevista en The Guardian que no había que considerar a los culpables de estas actitudes como simples trols (esas personas que, a grandes rasgos, se dedican a hacer la vida imposible a otras en internet), sino como “abusadores” y “acosadores”.

June Fernández, directora de la revista Pikara, también ha sufrido amenazas y subraya esa distancia: “Entiendo el troleo como un boicot arbitrario y gratuito cuyo único fin es incordiar. Es molesto pero no toca fibras tan sensibles como el miedo a la violación. No me afectaría si no fuera porque desde niñas nos inoculan el terror de ser violadas y porque las amenazas y los insultos de los acosadores cibernéticos se suman a la mochila de experiencias de agresión sexista que acumulamos en la vida “real”. Así son los mecanismos de control machista”, nos cuenta.

En la revista Pikara están aplicando contra los acosadores cibernéticos la misma lógica que usó Alicia Murillo al grabar con una cámara y confrontar a sus “piropeadores” callejeros. De hecho, la propia Murillo subió un vídeo donde llama a esta gente “machitrols” y les pregunta con humor por qué no dedican su tiempo a algo que les parezca más interesante. La estadounidense Lindy West también defiende la opción de hacer frente a los acosadores, ya que, para ella, los trols de internet no son monstruos. “Son seres humanos y no creo que sus intentos por deshumanizarme puedan ser contrarrestados con más deshumanización. La única cosa que puede combatir la deshumanización es una creciente humanización”.

Anuncis

El niño acosado se hace escritor

Fragment del llibre autobiogràfic ‘Para acabar con Eddy Bellegueule’, escrit per per Édouard Louis, que va patir bullying homofòbic durant la infantesa i l’adolescència. Esfereïdor testimoni de tanta violència i de tanta complicitat, però especialment cruel la falta d’humanitat de la família i del veïnat, en negar la violència comesa.

“En el pasillo, el pelirrojo alto y el bajito encorvado voceaban. Un insulto tras otro y además los golpes, y mi silencio, que persistía. Marica, loca, maricón, mariposón, mariquita, sarasa, julandrón, amanerado, invertido, afeminado, bujarrón, puto, o el homosexual, el gay. A veces nos cruzábamos por las escaleras atestadas de alumnos, o en otro sitio, en medio del patio. No podían pegarme delante de todo el mundo, no eran tan tontos, los habrían expulsado. Se conformaban con un insulto, marica nada más (u otra cosa). Nadie de alrededor le daba importancia, pero todo el mundo lo oía. Creo que todo el mundo lo oía porque me acuerdo de la sonrisa de satisfacción que les aparecía en la cara a otros en el patio o en el pasillo, como si les diera gusto ver y oír que el pelirrojo alto y el bajito encorvado hacían justicia y decían lo que todo el mundo pensaba por lo bajo y cuchicheaba al pasar yo, y yo lo oía, Mira, Bellegueule, el maricón.”

Si vols saber-ne més, llig l’article “El niño acosado se hace escritor”, que comença així:

“Durante dos años, Édouard Louis acudió fielmente a la cita con sus acosadores en un pasillo del colegio. No contó las vejaciones ni los golpes hasta muchos años después, cuando decidió escribir un libro sobre su infancia en Hallencourt, un pequeño pueblo del norte de Francia donde no había lugar para la diferencia. Y no lo contó porque Louis batalló contra sí mismo —su amaneramiento, su delicadeza, su orientación sexual— para ser como los demás. Por las mañanas se decía ‘Hoy voy a ser un tío duro’. O, lo que es lo mismo, jugar al fútbol, beber hasta rozar el coma etílico, besar a chicas, faltar a clase, disimular que no le concernían pintadas como “Muerte a losmarikas”. La cima de aquel ejercicio de falseamiento se alcanzó el día que se acercó a otro alumno de su centro, tan sospechoso como él, y le espetó: “Cierra esa bocaza, maricón”.”

Continua llegint la notícia

Así combate Finlandia el acoso escolar y el ciberbullying en las aulas

El programa KiVa no solo detiene a los acosadores sino que también aumenta el bienestar y la motivación por estudiar

Así combate Finlandia el acoso escolar y el ciberbullying en las aulas

FOTOLIA

Es un programa cuidado hasta el detalle que se llama KiVa, un acrónimo sencillo, y casi pegadizo, de dos palabras finlandesas Kiusaamista Vastaan (contra el acoso escolar). Con esta iniciativa,Finlandia está logrando frenar el acoso escolar y el ciberbullying en sus aulas. Implantado ya en el 90% de los colegios de educación básicasu éxito ha resultado tan arrollador que contar, o no, con este proyecto ya es un requisito que muchos profesores y alumnos tienen en cuenta a la hora de elegir y valorar un centro educativo donde trabajar o estudiar.

KiVa surgió de un serio compromiso entre la comunidad educativa y el gobierno finlandés. Tras una década de no lograr acabar con los casos de acoso escolar y de ciberbullying entre los estudiantes, llegó un momento en que el entonces ministro de Educación, Antti Kalliomäki, se planteó seriamente atajar el problema y habló con un grupo de investigadores de la Universidad de Turku que llevaba 25 años estudiando las relaciones entre los niños. Un año después, en 2007, arrancó el programa KiVa, financiado por el propio Gobierno, y diseñado por este equipo.

Casos de acoso que desaparecieron

«El proyecto se fue poniendo en marcha aleatoriamente en los colegios finlandeses», cuenta Christina Salmivalli, profesora de Psicología en Turku y una de las creadoras de KiVa. La universidad realizó, unos años después, un estudio para evaluar cómo se iba desarrollando el programa. Los resultados fueron espectaculares. «Fue el mayor estudio realizado en Finlandia. Participaron 234 centros de todo el país y 30.000 estudiantes de entre 7 y 15 años. KiVa había logrado reducir todos los tipos de acoso en los colegios. Los casos de acoso escolar desaparecieron en el 79% de las escuelas y se redujeron en el 18%», explica la profesora.

Sólo con un año de implantación los investigadores comprobaron que en algunos cursos el número de niños acosados bajó incluso un 40%. Pero además se llevaron una grata sorpresa al constatar que «KiVa también aumenta el bienestar escolar y la motivación por estudiar, al mismo tiempo que disminuye la angustia y la depresión», dice Salmivalli.

A diferencia de otros modelos que se centran exclusivamente en la víctima y el acosador, «KiVa intenta cambiar las normas que rigen el grupo —indica la profesora—. Dentro del grupo están los otros, esas personas que no acosan, que observan, que son testigos y que se ríen. A través de esa comunicación no verbal transmiten el mensaje de que lo que pasa es divertido o está bien, aunque tengan una opinión diferente. No hay que cambiar la actitud de la víctima, para que sea más extrovertida o menos tímida, sino influir en los testigos. Si se consigue que no participen en el acoso, eso hace cambiar la actitud del acosador. El objetivo es concienciar de lo importante de las acciones del grupo y empatizar, defender y apoyar a la víctima».

El contenido

Y así se sigue en el programa. Los estudiantes reciben una veintena de clases a los 7, 10 y 13 años para reconocer las distintas formas de acoso y mejorar la convivencia. Hay diez lecciones y trabajos que se realizan durante todo el curso académico sobre el respeto a los demás, la empatía… Cuentan con material de apoyo: manuales para el profesor, videojuegos, un entono virtual, reuniones y charlas con los padres… «Detectamos que muchos niños víctimas no contaban su caso. Así que añadimos un buzón virtual. De esta forma, pueden denunciar si son víctimas o testigos y nadie lo sabe», cuenta Christina Salmivalli. Para hacerse una idea, KiVa establece que los vigilantes del recreo usen chalecos reflectantes para aumentar su visibilidad y para recordar a los alumnos que su tarea es ser responsables de la seguridad de todos.

En cada colegio hay un equipo KiVa, formado por tres adultos que se ponen a trabajar en cuanto tienen conocimiento de un caso de acoso escolar o ciberbullying en el centro. «Primero actúan como filtro, para reconocer si es un acoso sistemático o algo puntual. Después se reúnen con la víctima para dale apoyo, ayudarla y tranquilizarla. También hablan con los acosadores para que sean conscientes de sus acciones y las cambien», indica.

La profesora Salmivalli está dando a conocer el programa en otros países y buscando socios-colaboradores para extenderlo. El proyecto ya ha merecido reconocimientos internacionales y se ha exportado a Reino Unido, Francia, Bélgica, Italia, Suecia, Estados Unidos… ofreciendo también resultados muy esperanzadores. Se ha comprobado que el acoso escolar ha disminuido entre un 30 y 50% en esos países durante el primer año de implantar KiVa. En España, algunos colegios y organizaciones ya se han interesado por esta iniciativa. «Nosotros no podemos atender individualmente a las escuelas de todo el mundo que nos escriben. Necesitamos —concluye la profesora— que en cada país exista una organización encargada de extender el proyecto, con socios locales que aporten una inversión para la traducción del programa, para pagar la licencia del desarrollo de KiVa y el sueldo de una coordinadora internacional».

Programa KiVa antibullying a Finlàndia

Una clase antibullying en Finlandia from Mayra Zepeda on Vimeo.

[Notícia presa de: Animal Político]

Finlandia, el país donde 90% de las escuelas tienen clases antibullying

En este salón de clases los niños no llevan uniforme, están descalzos y a punto de comenzar una de sus lecciones antibullying. Ésta es la Turku International School en Finlandia, país donde el 90% de los colegios tiene clases dedicadas específicamente al combate del acoso escolar como parte de un programa implementado a nivel nacional llamado KiVa.

En Finlandia ningún menor tuvo que morir para que se comenzara a estudiar y combatir el acoso escolar, a diferencia de México. En nuestro país, el presidente Enrique Peña Nieto presentó una iniciativa preferente para combatir el bullying cuatro meses después del fallecimiento de un niño en una secundaria en Tamaulipas.En 2006, el gobierno finlandés decidió que se implementaría un programa nacional antibullying para todas las escuelas del país, las cuales, por ley y desde años atrás, ya tenían sus programas contra el acoso escolar.

KiVa nació después que diversas investigaciones realizadas por la Universidad de Turku demostraron que tener un programa antibullying distinto en cada escuela realmente no reducía el acoso escolar ni la victimización.

Con financiamiento del gobierno finlandés, la Universidad de Turku desarrolló el programa, lo puso en práctica de 2006 a 2009 en 234 colegios, evaluó los resultados y concluyó que KiVa “reduce el bullying y la victimización significativamente”.

Después que se demostró la efectividad del programa, el gobierno finlandés decidió lanzarlo a nivel nacional en mil 465 escuelas en 2009. Actualmente, el 90% de las escuelas finlandesas están inscritas en el programa KiVa.

Además, el programa ya ha sido exportado a los Países Bajos, Nueva Zelanda, Bélgica, Estonia, Gales y Delaware, en Estados Unidos, y el material que contempla -libros, cuadernos, guías para padres y juegos multimedia- está en proceso de ser traducido al español para que cualquier país de habla hispana pueda comprarlo y comenzar a implementarlo en sus aulas.

En este país nórdico el bullying y su combate comenzaron a ser investigados en los años 90 de la mano de la profesora Christina Salmivialli del departamento de Psicología de la Universidad de Turku, sin ningún hecho trágico como antecedente. De hecho, en esos años y a nivel global, Finlandia tenía niveles de bullying menores a los de otros países, según Johanna Alanen, investigadora de esta institución educativa.

¿Cómo funciona?

La profesora Helinä Rahman comienza la clase antibullying en lo que en México sería el equivalente al 2° de primaria. Ahí están Nikita, Dzemal, Joonatan, Ranya y otros niños y niñas que tienen aproximadamente 8 años de edad.

El programa KiVa tiene dos ejes principales de acción: el preventivo y el de intervención. Las clases que imparte la maestra Rahman y otros profesores son parte del método de prevención del bullying, en el cual se enseña a los niños a dialogar y a encontrar soluciones a los conflictos a los que se enfrentan día a día.

Además, las guías para los maestros, para padres de familia (disponible en internet) y juegos multimedia –diseñados para compaginarse con los contenidos de las clases- también forman parte del método de prevención del acoso escolar contemplado por KiVa.

Pero este programa no sólo abarca las lecciones. La psicóloga y consejera de la Turku International School, Jatta Auremaa, explica que en toda la escuela, sus clases y actividades se pretende difundir algo que ella llama “espíritu KiVa”, es decir, el combate al acoso escolar no sólo se queda en los salones de clases, en las lecciones y en los libros, se lleva a la vida cotidiana dentro del colegio.

“Nos aseguramos que todos los estudiantes entiendan que el bullying no está permitido en la escuela y que si ocurre vamos a lidiar con ello de inmediato”, dice Auremaa, quien lleva tres años como consejera en la Turku International School, una de las escuelas donde KiVa se implementó como programa piloto antes de ser lanzado a nivel nacional.

Cuando se detecta un caso de bullying en cualquier escuela que implementa este programa, es ahí cuando comienza el método de intervención.

“Tenemos claramente una estructura sistemática para lidiar con ello”, explica Johanna Alanen. Todo comienza con lo que llaman el “equipo KiVa, el cual consiste en dos o tres miembros de la escuela –maestros, directora, consejera…-, que hace frente a cada caso cuando aparece.

La profesora de primer grado, Pirjo Lammila, es parte del “equipo KiVaen la Turku International School. Lo más importante es que los niños aprendan a reconocer el bullying y sepan que no tienen por qué soportarlo, dice.

La “maquinaria antibullying” comienza a funcionar cuando un niño se acerca al equipo KiVa o algún otro maestro para confesar que sufre acoso escolar; también empieza cuando algún compañero se acerca a un adulto para informar que un niño sufre acoso.

La profesora Lammila explica que los alumnos de 5° y 6° grado se reúnen con ella cada semana para informar si han detectado algún caso de bullying entre los niños más pequeños.

Cuando se detecta un caso, el “equipo KiVacomienza el diálogo. Primero se reúne con la víctima y después, por separado, con el victimario. “Es muy importante escuchar las dos partes”, dice Pirjo Lammila.

¿Qué sigue? Los niños, cada uno por su parte, deben pensar qué hacer para evitar situaciones violentas. Después de dos semanas de la primera reunión, el “equipo KiVase reúne de nuevo con la víctima y el agresor, también por separado, para evaluar cómo ha cambiado la situación.

Si no mejora, ahora se reúnen con ambas partes y después con los papás. Según estudios realizados por investigadores de la Universidad de Turku, el 98% de las víctimas que han tenido discusiones con los “equipos KiVaen sus escuelas han sentido que su situación mejoró. Aquí todo gira en torno al diálogo porque este programa no contempla sanciones, esas ya dependen de cada escuela, es una decisión independiente.

Otro de los aspectos fundamentales de KiVa es que considera que el bullying no sólo es un fenómeno entre el agresor y la víctima. Johanna Alanen explica que es un fenómeno de grupo. “Los niños testigos juegan un rol importante, principalmente al parar el bullying (…) Aquellos que lo refuerzan no están bulleando, pero están como audiencia y dan señales verbales y no verbales que indican que el bullying es aceptable. Si se ríen, por ejemplo, premian al agresor”, explica Alanen.

Con KiVa “influenciamos a toda la gente en la escuela. Agresores, víctimas, reforzadores de agresores, defensores de víctimas. El bullying no es aceptado en absoluto”, asegura la investigadora finlandesa.

¿Y cómo saber si KiVa funciona? Cada año, los estudiantes de cada escuela deben llenar dos formularios. El primero, a principios de curso, para detectar los niveles de bullying en el plantel; el segundo, a finales de año, para evaluar la prevalencia de bullying y victimización en la escuela.

A los niños se les pregunta:

*¿Qué tan seguido has sido bulleado en la escuela durante los últimos meses?

*¿Por cuánto tiempo has sido bulleado?

*¿En estos últimos meses le has dicho a alguien sobre el bullying que padeces?

La psicóloga Jatta Auremaa hace énfasis en algo importante para los finlandeses, tan importante que está estipulado en la Constitución: “todos los niños tienen derecho de ir al colegio, sentirse bien, seguros y felices”.

Aquí en México, el Consejo Ciudadano de Seguridad Pública del Distrito Federal estableció desde 2010 el programa Juntos Contra el Bullying para atender reportes de padres de familia y estudiantes sobre acoso escolar.

Según el director de Comunicación Social del Consejo, Francisco Hoyos, esta organización civil ha adaptado algunos de los principios y metodologías que Finlandia utiliza para combatir el acoso escolar, principalmente dos aspectos.

“Siempre les decimos a los niños lo que no pueden hacer, pero nunca les decimos lo que pueden hacer y a lo que tienen derecho. Eso les funcionó muy bien en Finlandia y a nosotros también aquí. Los niños tienen derecho a decir lo que no les parece, a expresarse”, dice Hoyos.

Además, a Finlandia también le funcionó que “los niños y jóvenes narraran cuáles eran las fuentes de agresión. Lo que vemos, y vieron allá, es que hay una desconexión absoluta entre los padres y lo que sucede en la escuela; entre los maestros y los alumnos. Los que tienen la información precisa de lo que está pasando son los niños, y ellos son a los últimos a los que escuchamos”.

Unió contra l’assetjament

La red apoya a una menor que sufre ciberbullying en Instagram

Cientos de internautas se han volcado para denunciar una cuenta de Instagram que se mofaba e insultaba a una adolescente tinerfeña

La opinión.Es 13.04.2015 | 15:23

Foto de la cuenta utilizada para el ciberbullying

Foto de la cuenta utilizada para el ciberbullying

La red se volcó este fin de semana con una adolescente tinerfeña que sufrió acoso a través de imágenes publicadas en Instagram. Un usuario/a creó una cuenta de Instagram bajo el nick @Mariabullying y publicó imágenes de la menor acompañadas de insultos a su físico y a su personalidad.

El usuario/a se identificaba como estudiante del IES Los Realejos y aseguraba que la cuenta había sido creada para insultar a la menor y llamaba a la menor “mierda foca”, entre otros insultos. Durante el fin de semana internautas de todas partes de España y Latinoamérica mostraron su apoyo a la menor en Instagram, Twitter e incluso Youtube e informaron de la existencia de la cuenta a la Policía Nacional y Guardia Civil.

Ayer, la menor afectada publicaba una foto en su cuenta personal de Instagram agradeciendo el apoyo que cientos de personas anónimas le han brindado durante estos días.

En las primeras horas de este lunes, la cuenta @mariabullying ha sido eliminada, pero hasta el momento se desconocen los motivos exactos. Tanto la propia red social como las fuerzas policiales podrían haber solicitado el cierre de la cuenta debido a la cantidad de denuncias recibidas. Sin embargo, los usuarios denuncian este lunes la aparición de una nueva cuenta en Instagram con contenido y nombre similar.

Font: La Opinión

Aprendiendo de las muertes de Leelah y Carla (Por Lucas Platero)

<Los recientes suicidios de dos adolescentes, que enfrentaban transfobia y lesbofobia respectivamente, han de servir para reflexionar acerca de la responsabilidad educativa y social hacia la juventud que rompe con las normas de género.

Estos días todavía algo navideños se está haciendo trágicamente conocida Leelah Alcorn, una joven trans* norteamericana de 17 años, que no pudo soportar el aislamiento e incomprensión a la que le habían sometido sus religiosos padres, y que finalmente decidió suicidarse el 28 de diciembre de 2014. Parte de la atención que ha recibido se debe a que dejó en su tumblr (una red social que usan mucho los jóvenes LGTBQ) una nota de suicidio que se publicaría por defecto si algo le pasaba y que ha circulado por las redes (ya está retirada). Más allá del efecto mediático, querría que pensáramos en el suicidio de Leelah como una oportunidad para reflexionar sobre las vidas de los y las jóvenes trans*, y no sólo de aquellos que viven en el contexto norteamericano. /…/

Lo ocurrido a Leelha se puede poner en relación con otra noticia que aparecía en la prensa, la condena a dos menores por inducir el suicidio de una adolescente en Asturias. Carla fue sometida a un intenso acoso escolar por parte de sus compañeras, que le llamaban “bollera” y “bizca” en el colegio y en las redes sociales, haciéndole la vida imposible e incitaban a otras compañeras a participar en el acoso. A diferencia de Leelah, Carla tenía a su familia de su lado, de hecho su hermana tuvo un papel muy importante a la hora de apoyarla, pero en su colegio, desafortunadamente llamado “Santo Ángel de la Guarda”, decían aquello de “son cosas de crías”, minimizando sus vivencias y cómo el acoso estaba haciendo mella en Carla. La fiscalía de menores de Asturias en principio desestimó la acusación de inducción al suicidio, y ha sido sólo gracias a la insistencia de la familia y su abogada que se está haciendo justicia.>

– See more at: http://www.pikaramagazine.com/2015/01/aprendiendo-de-las-muertes-de-leelah-y-carla/#sthash.1I9ur8Ii.dpuf

Llega la mediación penal: robos, lesiones o violencia familiar ya no pasarán por el juez

Llega la mediación penal: robos, lesiones o violencia familiar ya no pasarán por el juez | Comunidad Valenciana | EL MUNDO

Jueces, fiscales, abogados, psicólogos y criminólogos van a revolucionar la jurisdicción penal en la Comunidad Valenciana. La mediación en este ámbito ya es una realidad gracias a un convenio que se ha puesto en marcha recientemente con el aval de la Generalitat, la Universitat de València y el Consejo General del Poder Judicial.

El convenio consiste en la participación voluntaria del imputado por un delito o falta y de la víctima (o persona perjudicada) en un proceso de diálogo y comunicación conducido por un mediador imparcial, con el objetivo de conseguir la reparación adecuada al daño causado y la solución del conflicto. Todo desde una perspectiva justa y equilibrada para los intereses de las partes.

Clica ací per a llegir la notícia completa.

Agresión escolar y salto al vacío

Agresión escolar y salto al vacío | España | EL MUNDO.

“El lunes le llamaban «bizca». El martes tocaba aguantar lo de «bollera». Hubo miércoles en que fue bautizada con las aguas fecales del baño. Jueves con rima: «Topacio, un ojo para aquí y otro para el espacio». Viernes en los que la hoja entera se le volvía un borrón: «No toques eso. Lo ha tocado ella».

Carla y su calendario escolar. Carla y la vida como en suspenso a los 14 años. Carla y una sola asignatura: la de llegar entera al fin de semana.

Hasta que el 11 de abril de 2013 se levantó de la cama, salió de casa, caminó en dirección contraria al colegio, recorrió la bahía por la playa de San Lorenzo de Gijón, subió a un alto junto al Cantábrico, hizo flop y desapareció.

Se lanzó desde el acantilado de La Providencia. El cuerpo sin vida fue hallado en el mar a media tarde. Un año después de su suicidio, la Justicia no trae más que una espuma de vuelta. ¿Por qué se mató Carla?”

Más de 40 estudiantes apoyan a un niño que sufre ‘bullying’ vistiéndose como él, con traje

149911-944-515

Más de 40 estudiantes apoyan a un niño que sufre ‘bullying’ vistiéndose como él, con traje – 20minutos.es.

Jo també porte pantalons rosa

Si tens twitter, fes córrer aquest hashtag: #jotambeportepantalonsrosa o en italià  #ioportoipantalonirosa

“Se llamaba Andrea S., tenía 15 años, estudiaba en un instituto cercano al Coliseo y vivía en el sur de Roma, era de carácter extrovertido y a veces acudía a clase con ropa de colores llamativos y las uñas pintadas. Su familia y algunos de sus amigos más cercanos dicen que estaba enamorado en secreto de una muchacha de su mismo instituto, pero lo cierto es que nunca faltó quien se burlara de su aparente homosexualidad y sobre la red social Facebook una cobarde mano anónima había dedicado un perfil al “muchacho de los pantalones rosa”. El martes por la tarde, Andrea se ahorcó, en su casa, con su bufanda.

Lo que viene a continuación casi no hace falta escribirlo: la Fiscalía de Roma ha abierto una investigación por si se pudiera acusar a alguien de “inducción al suicidio”, dos ministros y el alcalde han pronunciado palabras sentidas de pésame y los compañeros del Liceo Cavour han encendido velas y le han dicho a una diputada que se acercó oportunamente por allí que sienten un doble dolor: el de la pérdida del compañero y el de sentirse señalados por la prensa como presuntos acosadores…”

Llegeix l’article complet: Acosado por vestir pantalón rosa | Sociedad | EL PAÍS.

Adolescències…

Adolescencias robadas

Por Bruno Bimbi

Jueves 1 de marzo del 2012

Estábamos reunidos en una plaza. Éramos compañeros del secundario y creábamos una agrupación estudiantil. Era casi de noche. El chico rubio me llamó tanto la atención que, de repente, me olvidé del tema de discusión, sin entender ni preguntarme por qué. Sólo supe — así, sin dudas — que nos haríamos amigos, porque ‘amigo’ era lo único que concebía que pudiera ser de otro chico. No entendía por qué tenía un deseo tan fuerte de comenzar una amistad con alguien a quien apenas conocía, pero lo cierto es que nos hicimos muy amigos.

Cuando nuestra amistad ya era tan importante que no entendíamos cómo haríamos para vivir sin ella, el chico rubio me convenció de lo que mis compañeras no habían podido: que me vistiera más moderno, que me cortara el pelo con más onda, que además de ir a reuniones del centro de estudiantes, fuera a boliches y fiestas, que hiciera cosas prohibidas para menores de dieciocho antes de cumplirlos, que me divirtiera más. Y me vestí con la ropa que él me regalaba, me corté el pelo igual a él, salí a bailar con él, nos divertimos juntos.

Él se levantaba a todas las minitas. Yo lo acompañaba, lo esperaba, lo escuchaba cuando él me contaba; yo no me daba cuenta. Un día estábamos tirados en el balcón de su casa y me dijo que estaba tan caliente — éramos adolescentes, las hormonas enloquecidas — que cogería hasta conmigo, y hoy recuerdo que pensé lo que en ese momento no registré que acababa de pensar. Fue un flash, un impulso, un escalofrío; después la censura y el olvido, todo en una fracción de segundo. No le contesté. Cambiamos de tema y el tiempo pasó y él siguió cambiando de novias y a mí me eligieron secretario general de la juventud del partido y un día me di cuenta de que ya tenía veintitrés y el sexo me aburría. El sexo me aburría.

Era como una promesa incumplida. Yo ejercía mi mandato, más por obligación que por ganas, imitando a los demás, pero no recibía a cambio los placeres que mi amigo me contaba luego de sus incursiones en el cuerpo femenino. Lo peor era el beso: no tenía gusto a nada. Era un trámite necesario para ponerla, una entrada que había que pagar para pasar al siguiente nivel, con algo de satisfacción física seguida de una incomprensible sensación de que algo no funcionaba. Se me terminó la adolescencia y no llegué a descubrir la combinación de la cerradura que abriera la puerta al paraíso que mi amigo juraba que existía y que yo, claro, fingía conocer.

Leer la entrada completa

Assetjament

Mont-real

Commoció al Canadà pel suïcidi d’una jove assetjada

Redacció Actualitzat a les 09:33 h   18/10/2012

El Parlament canadenc debat una moció per fer front a l’assetjament escolar i cibernètic. L’assumpte s’ha convertit en “problema nacional” i ha motivat moviments polítics arran del cas d’una jove canadenca de 15 anys, Amanda Todd, que es va suïcidar després de serassetjada sexualment durant tres anys a través de la xarxa i a l’escola.

Un vídeo amb la seva història

Uns dies abans de suïcidar-se, la noia va gravar un vídeo de 9 minuts, titulat “La meva història: Lluita, assetjament, suïcidi i dany”, en què mostrava cartells en què explicava que havia estat víctima de coaccions i que no tenia ningú i se sentia molt sola. Quan tenia 12 anys, un home va convèncer Amanda a través de la xarxa que li ensenyés els pits. 

Ella ho va fer i un any després ell la va amenaçar a través de Facebook i li va demanar que es despullés davant de la càmera si no volia que distribuís la foto de la primera trobada virtual. Poc després, la policia es va presentar a casa seva perquè les imatges havien estat distribuïdes als seus professors, amics i familiars. A partir d’aquí, també la van assetjar a l’escola, una situació que no va poder suportar.

Malson sense fi

“Vaig perdre tots els meus amics i el respecte que la gent em tenia. M’insultaven i em jutjaven. Mai podré recuperar aquella foto. Estarà allà per sempre”, va declarar.

Tot i el canvi d’escola, el malson va continuar un any més. La noia va patir una nova agressióque va ser gravada en vídeo pels companys de l’escola i va cometre un primer intent de suïcidi bevent lleixiu. En sortir de l’hospital, la noia va descobrir al Facebook múltiples missatges que deien que es mereixia el que li passava i que hauria de morir-se. Amanda es va mudar i va tornar a canviar d’escola, però l’assetjament va continuar a través d’internet.

Pocs dies abans de ser trobada morta a casa seva, el passat 10 d’octubre Amanda va gravar el vídeo on al final deia: “No tinc a ningú. Necessito algú. El meu nom és Amanda Todd”i una fotografia del seu braç sagnant, amb molts talls.

Problema de gran magnitud 

La policia no ha volgut comentar les informacions que apunten que un suposat pederasta nord-americà podria ser l’home que va assetjar Todd i qui va difondre la seva fotografia despullada per internet.

La tràgica història d’Amanda ha commogut la societat canadenca els últims dies i l’organització Bullying Canada, que es dedica a combatre l’assetjament escolar, ha posat xifres al fenomen. Segons ha explicat, un de cada set nens canadencs d’entre 11 i 16 anys són víctimes d’assetjament escolar o per internet. A més, als instituts del país hi ha cada mes 282.000 casos d’assetjament. L’organització indica que aquest problema no afecta igual nois i noies, ja que els primers bàsicament són insultats o amenaçats, mentre que les segones pateixen assetjament sexual.

La magnitud del problema ha impulsat finalment que el Parlament del Canadà debati una moció per plantar cara a l’assetjament tant a l’escola com a través de la xarxa.

Font: TV3

 

Les xiquetes són mercaderia

Trece menores dadas en matrimonio por una disputa entre dos tribus en Pakistán

 Efe | Islamabad

09/10/2012 

Trece menores de entre 4 y 16 años de edad y del mismo clan han sido entregadas para ser casadas con hombres de otra familia en el centro de Pakistán, a raíz de una disputa entre las dos tribus por un homicidio, informan hoy medios locales.

La asamblea tribal o ‘yirga’ convocada para resolver la disputa decretó una compensación de tres millones de rupias (unos 30.000 dólares) y las trece menores, una tradición conocida como “vani” y que es habitual en la resolución de choques tribales en Pakistán.

El caso ocurrió en una zona rural cerca de la localidad de Dera Bugti, en la conflictiva provincia suroccidental de Baluchistán.

Según dijeron una fuente oficial y un líder tribal local al diario Express Tribune, la “yirga” estuvo presidida por un diputado provincial y miembro de uno de los clanes en conflicto, Tariq Masuri, aunque este lo negó en declaraciones al diario local Dawn.

El Tribunal Supremo de Pakistán ha declarado ilegales este tipo de sentencias practicadas por la justicia tribal, pero en muchas zonas rurales sigue siendo habitual el uso de mujeres -a menudo menores- como retribución en disputas entre familias.

Baluchistán es la región más extensa de Pakistán pero también la menos poblada del país y la que cuenta con los peores indicadores de desarrollo, en parte por los altos índices de violencia que azotan la provincia casi desde la creación de Pakistán en 1947.

Font: El mundo

Les guapes són culpables…

Las acusadas guapas son percibidas como culpables

Una investigación de la Universidad de Granada y la Policía apunta a que si la acusada es atractiva se le atribuye mayor responsabilidad en el delito

8.10.2012

Desde la psicología social se ha observado que en diferentes ámbitos, como el laboral, académico e incluso en el judicial, el atractivo físico de una persona influye en cómo es percibida por los demás. De alguna manera se produce una asociación mental de que ‘lo bello es bueno’. Sin embargo, en cuestiones de violencia de género los resultados son diferentes.

“Uno de las conclusiones más interesantes de la investigación fue que, al presentar como atractiva a la acusada de matar a su maltratador, los participantes le atribuyeron mayor responsabilidad en los hechos y, al contrario, si se la definía como ‘no atractiva’, este índice disminuyó”, declaran a SINC Antonio Herrera, Inmaculada Valor-Segura y Francisca Expósito, autores del estudio que publica la revista The European Journal of Psychology Applied to Legal Context.

Si la acusada se presenta como atractiva se le atribuye mayor responsabilidad en el crimen

Para realizar el estudio, se redactaron dos tipos de historias ‘ficticias’ sobre un proceso judicial en el que la protagonista era una mujer acusada de matar a su marido y que había declarado en su defensa haber sufrido una larga historia de maltrato y que, por tanto, cuando lo mató actuó en defensa propia.  En una de las historias la descripción de la mujer encajaba con el estereotipo de maltratada y en la otra no.

“De esta manera, teníamos a la mitad de los policías que leían un relato en el que la acusada era una mujer joven, maltrecha, deteriorada físicamente y de aspecto frágil, con hijos y económicamente dependiente de su pareja. Y la otra mitad leyó la historia de una mujer sin hijos, asesora financiera, casada durante 10 años y que durante el proceso judicial se presenta bien vestida, decidida y calmada en su interacción con el juez y los abogados”, explican los autores.

Los investigadores pidieron a los participantes que adoptaran el papel de jurado y que contestaran a una serie de preguntas relacionadas con la credibilidad, responsabilidad y control de la situación que les había generado la mujer que se describía. También le preguntaron sobre su ideología sexista.

El trabajo alerta sobre la necesidad de aumentar la formación en cuestiones de género para todos los agentes jurídicos y de seguridad

El prototipo de mujer maltratada

Los autores señalan que una de las variables que ha ejercido mayor efecto en la valoración de la criminalidad es si la mujer encaja o no con el estereotipo de mujer maltratada, lo que se denomina prototipicidad.

“Los resultados mostraron que cuando se presentaba a los participantes a una mujer maltratada no prototípica, es decir, que no encaja con la idea que la sociedad tiene de este tipo de mujeres, se le atribuía un mayor control de la situación, lo cual, en términos legales, se puede traducir en una mayor culpabilidad”, aseguran.

La otra variable que relacionaron con la valoración que el ‘jurado’ hacía del caso es el sexismo de los participantes. En este sentido, los que tenían mayores puntuaciones en sexismo hostil -denominado también sexismo tradicional o machismo- eran los que mayor control de la situación otorgaban a la acusada.

“Este trabajo, pese a las posibles limitaciones que pueda presentar, nos pone en alerta sobre la necesidad de aumentar la formación en cuestiones de género para todos los agentes jurídicos y de seguridad. Su trabajo es fundamental en el proceso y pueden estar condicionados por variables ajenas, como el atractivo físico o la creencias estereotípicas sobre la violencia de género”, concluyen los autores.

La muestra empleada en la encuesta fueron 169 policías pertenecientes a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. La mayoría eran varones -153 hombres y 16 mujeres- procedentes de diversas ciudades españolas.

Font: Público.es

Assetjament i masclisme judicial

Un tribunal no ve acoso sexual en besos y tocamientos indeseados

La Audiencia de Madrid absuelve a un jefe que daba palmadas en las nalgas y se rozaba con dos empleadas porque no aprecia propósito sexual, sino sentimental

9.10.2012

Un día le dio un beso en los labios. Otros le acariciaba la pierna. O el pelo. Más tarde, el farmacéutico también abrazó sin ella quererlo a otra de sus empleadas. A pesar de sus quejas, en otra ocasión le dio palmadas en las nalgas. También les escribía cartas. “Sueño con el roce de tu piel, con su color, con el perfume que exhala”, le escribió a una de ellas. “Eres la mujer de mi vida”, le había escrito a la otra. Las dos trabajadoras de una farmacia de Madrid le denunciaron por acoso y el hombre fue condenado a tres meses y dos días de prisión y a indemnizarlas con algo más de 11.200 euros. Pero la Audiencia Provincial de Madrid desestima la condena y ha absuelto al farmacéutico al entender que no hubo acoso sino, en todo caso, abusos. Un delito más grave, pero por el que no estaba acusado y, por tanto, por el que no se le podía condenar.

El artículo 184 del Código Penal considera acoso “el que solicitare favores de naturaleza sexual, para sí o para un tercero, en el ámbito de una relación laboral, docente o de prestación de servicios, continuada o habitual, y con tal comportamiento provocare a la víctima una situación objetiva y gravemente intimidatoria, hostil o humillante”. Los magistrados no estiman que las situaciones descritas por las mujeres —que sufrieron depresión— puedan ser suficientes para configurar esa situación objetiva y gravemente intimidatoria, hostil o humillante que marca la ley. Tampoco consideran que actitudes como las palmadas en las nalgas, acariciar la pierna o el pelo o rozar el cuerpo con el de otra persona supongan una proposición de una relación sexual, sino “la realización de actos de contenido sexual”. De ahí, dice, “podrían constituir el supuesto fáctico de una condena por delitos de abusos sexuales”.

En una sentencia fechada en julio y votada por unanimidad de la que ha sido ponente el magistrado Julián Abad Crespo, se determina que la única proposición de relación sexual implícita, ocurrió una vez que el acusado propuso a una de las mujeres ir a “hacer la siesta en un hotel”. Los magistrados —Abad junto a Francisco Jesús Serrano y José Manuel Fernández Prieto— exponen que el acusado propuso a las dos mujeres mantener una “relación sentimental”, pero no puede afirmarse, dicen, que esa relación “alcance el carácter de una proposición de un trato o relación sexual seria e inequívoca”.

La abogada Ángela Cerrillos, presidenta de la asociación de mujeres juristas Themis, no comparte la sentencia. Cree que sí hay base probatoria para una condena por acoso. “¿Ofrecer ir a echar la siesta de esa forma no es una proposición sexual? Subliminalmente le está diciendo que se vayan a la cama”. Cerrillos critica que la Audiencia haya modificado los hechos que en el primer juicio —el juzgado de lo Penal 1 de Alcalá de Henares— se consideraron probados para suprimir que el acusado realizaba algunas de estas propuestas “con objeto de satisfacer sus deseos libidinosos”. También que se deseche el hecho probado de que “las trataba despóticamente en sus puestos de trabajo durante un tiempo”. Las dos empleadas, insiste Cerrillos, relataron que el acusado les retiró temporalmente incentivos económicos que percibían. “Eso es un intento de presión, de intimidación”, dice.

Tampoco Glenys de Jesús, directora del Observatorio de Género y Justicia de Women’s Link, comparte la sentencia, que considera “discriminatoria”. Para ella, los magistrados equivocan el foco. “Inventa una diferencia entre las propuestas para mantener una relación sexual y una sentimental, y quita el componente sexual de cosas como tocamientos en las nalgas”, expone. “Además, hay una situación de subordinación, intimidatoria y gravemente hostil. Él era su jefe, y hacía esas proposiciones desde esa situación de poder”, argumenta.

Julian Ríos, profesor de Derecho Penal de la Universidad Pontificia de Comillas, explica sin embargo que el Código Penal es muy claro y estricto, y que la sentencia puede no ser jurídicamente criticable. Los magistrados no aprecian en lo ocurrido la gravedad exigida por la ley en las situaciones. “A nivel coloquial puede que estos hechos sí se definan como acoso sexual. Pero jurídicamente no es así. Hace falta que se demuestre que se ha provocado una situación objetiva, gravemente intimidatoria, hostil o humillante. Y que la naturaleza de los hechos sea solo sexual. Si no se cumplen todos esos requisitos no es acoso. Puede ser otro delito, como el de abusos, pero acoso no. Eso, con todos esos límites, es lo que marca la ley”, expone.

Las dos mujeres optaron por llevar su denuncia por la vía penal. Por la vía laboral, sin embargo, explican los expertos, la tipificación de los delitos es más amplia. El concepto de acoso en el derecho laboral es más amplio, puede ser sexual o no. Sin embargo, por esta vía los delitos prescriben en un año y los hechos denunciados ocurrieron hace 10.

Font: El País

20 formes de matar a una dona

 

Un exconcejal balear será juzgado por permitir que la web de ASI alojase un vídeo con veinte formas de matar a una mujer

PALMA DE MALLORCA, 9 (EUROPA PRESS)

El exconcejal de Agrupación Social Independiente (ASI) y presidente de esta formación, Joaquín Rabasco, sobre quien pesa una condena de dos años de prisión por malversar fondos municipales a sociedades de su propiedad, se enfrenta ahora a una petición de tres años de cárcel por presuntamente incitar a la violencia de género al permitir que la web del partido alojase una animación informática en la que se mostraban 20 formas distintas de matar a una mujer.

Unos hechos por los que, este martes, el exregidor se sentará de nuevo en el banquillo de los acusados para ser juzgado por el magistrado del Juzgado de lo Penal número 7 de Palma, Francisco José Pérez. La vista fue aplazada a esta jornada después de que fuese inicialmente suspendida ante la ausencia del testigo principal -el ingeniero que se encargaba del mantenimiento del servidor-. Junto a él también se sentará en el banquillo de los acusados la exsecretaria de Rabasco Claudia Fallemann.

En el marco de este juicio, la acusación particular, ejercida por el letrado Sebastià Rubí en representación de un grupo de ciudadanos de Llucmajor, reclama para el dirigente de ASI, además de los tres años de privación de libertad, 126.000 euros de multa, mientras que para Fallemann solicita dos años de prisión y el pago de 54.000 euros. Al margen de estas penas, la acusación pide la disolución de la formación por haber dado amparo a los hechos denunciados.

Y es que, tal y como relata en su escrito de calificación, al que tuvo acceso Europa Press, ASI mantuvo colgada en su web, a lo largo de noviembre y diciembre de 2005, una animación que mostraba múltiples formas de acabar con la vida de una mujer que montaba en bicicleta, motivo por el que Rabasco fue formalmente requerido por el Institut de la Dona para que la eliminase, a lo que el exconcejal hizo caso omiso.

Todo ello, recrimina la acusación particular, como “una clara muestra de claro desprecio a la mujer en particular y a la ciudadanía en general”, que expresó “su indignación ante tan graves, despreciables e intolerables acontecimientos, convocando múltiples manifestaciones y con la lectura de manifiestos de repulsa”. Una actuación, además, que provocaba e incitaba de una manera “clara e inequívoca al odio y la discriminación contra las mujeres”.

Por su parte, Fallemann, según el escrito de acusación, era la encargada de supervisar la web y, siguiendo instrucciones del máximo dirigente de ASI y “conociendo perfectamente el contenido de la animación”, dio órdenes al informático del partido para que la colgara ‘online’. Y no fue hasta enero de 2006 -dos meses después- cuando Rabasco ordenó al técnico que la sustituyera por otra animación en la que se podía escuchar una canción de carácter escatológico.

[…]

Font: Diario del derecho

Incitació a la violència

Article 510 del Codi Penal espanyol

1. Els qui provoquen a la discriminació, a l’odi o a la violència contra grups o associacions, per motius racistes, antisemites o altres motius referents a la ideologia, religió o creences, situació familiar, la pertinença dels seus membres a una ètnia o raça, el seu origen nacional, el seu sexe, orientació sexual, malaltia o minusvalidesa, han de ser castigats amb la pena de presó d’un a tres anys i multa de sis a dotze mesos.

2. S’han de castigar amb la mateixa pena els qui, sabent-ne la falsedat o amb menyspreu temerari cap a la veritat, difonguen informacions injurioses sobre grups o associacions en relació amb la seva ideologia, religió o creences, la pertinença dels seus membres a una ètnia o raça, el seu origen nacional, el seu sexe, orientació sexual, malaltia o minusvalidesa.

El presidente del Supremo no ve delito en la frase de Castelao

“Las leyes, como las mujeres, están para violarlas” dijo el político gallego, persona de confianza de Núñez Feijoo

8.10.2012

El presidente del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial calificó este lunes de”barbaridad horrorosa” la frase del dimitido presidente del Consejo General de la Ciudadanía en el Exterior, José Manuel Castelao, de que “las leyes son como las mujeres, están para violarlas”.

Gonzalo Moliner ha matizado que, aun siendo “desafortunadas”, de esas manifestaciones no se puede “entender que ha cometido un delito”. Precisamente el PSOE ha pedido al fiscal general de Estado, Eduardo Torres-Dulce, que estudie las palabras de Castelao por si pudieran ser constitutivas de delito.

Moliner no aprecia delito, aunque insistió en que no entiende como a una persona “se le ocurre decir” algo semejante.

[…]

Font: Público.es

I tu què creus, que és delicte o que no?

‘Les lleis, com les dones, hi són per violar-les’

Dimiteix un alt càrrec del govern espanyol per dir que ‘les lleis, com les dones, hi són per violar-les’

5.10.2012

José Manuel Castelao ha estat una setmana al càrrec de president del Consell General de la Ciutadania a l’Exterior.

José Manuel Castelao, el president del Consell General de la Ciutadania a l’Exterior, depenent del ministeri de Treball espanyol, ha dimitit per haver dit dimarts en un acte oficial que ‘les lleis, com les dones, hi són per violar-les’. Castelao ha declarat a El País que presentarà la dimissió les pròximes hores.

Castelao, de 71 anys, fou nomenat en el càrrec tot just dilluns, va fer el comentari tot just dimarts en una reunió a Sant Jaume de Galícia amb alguns membres d’aquest consell encarregat d’assessorar ciutadans espanyols que viuen a l’estranger. Aquell dia Castelao demanava l’acta de la reunió a una de les comissions, la mesa d’educació i cultura, però faltava un vot per formalitzar el document. Segons que explica El País, va dir: ‘No passa res. Hi ha nou vots? Poseu-ne deu… Les lleis són com les dones, que hi són per violar-les’. La frase va causar les protestes de membres del consell. I avui s’ha sabut la dimissió de Castelao.

Tot amb tot, l’explicació que ha donat per plegar i posar el punt i final a un mandat que li ha durat una setmana és aquesta: ‘Ningú no m’ha demanat que renunciï. Tinc una situació personal per la qual no puc assumir el càrrec. No té res a veure amb això que ha passat, però és cert que tot suma’.

Font: Vilaweb

Al Paquistan, ser xica i voler estudiar es paga car!

9.10.2012

Malala Yousafzai, de 14 anys i que viu a la  vall  del Swat al nordest, ha rebut un tret al cap i està ferida de gravetat.  Un home amb barba li ha disparat el tret quan sortia de l’escola a Mingora, la capital de la comarca. Els trets també han ferit altres dues nenes. Tot a causa d’un bloc que la nena escrivia des de 2009, quan en tenia 11. La  BBC en urdu va començar a publicar el diari;  el bloc reflectia l’horror que havia suposat a la seva comarca el control talibà des de l’any 2007. La nena escrivia sota el pseudònim de Gul Makai. I es queixava que a l’escola no podien portar roba de color, que no podien portar uniforme -com els nois- per tal que no se sabés que estudiaven, i havien d’amagar els llibre sota el xador. També va explicar que els talibans van prohibir la música, van imposar la seva llei i van acabar per tancar les escoles de nenes.

Tot i que ara la influència talibà és molt menor i les escoles s’han reobert, els extremistes mai no van perdonar les seves crítiques.

Malala, que primer volia ser metge i després estudiar dret per dedicar-se a la política, està molt greu segons un comunicat de l’hospital militar de Peshawar; la bala li va entrar per l’orella i va arribar al coll. Els metges aconsellen que sigui tractada fora del país i el Govern està fent gestions per al seu trasllat, potser a Dubai.

Font: Espai de coeducació

Més informació