Ciutadania d’un lloc anomenat món

XIII Encuentro de mediación CIUDADANOS DE UN LUGAR LLAMADO MUNDO

Sobre el encuentro:

Lugar: IES Benlliure – 19 de diciembre de 2016 – 8 alumnos y 2 profesores

Coordinación:

El encuentro estaba muy bien organizado puesto que la primera parte de la jornada era entre profesores y la segunda con los alumnos, para ello había un grupo de educadores-animadores que se encargaron de hacer actividades con los alumnos durante una hora y media que fue el tiempo dedicado a coordinar al profesorado para realizar las actividades en conjunto profesores-alumnos.

Me pareció muy buena idea ese tiempo de encuentro entre profesores porque realmente es donde se puede producir el intercambio de experiencias entre centro, ya que cuando estamos en la vorágine de nuestros centros se nos olvida compartir con otros centros, así como descubrir/conocer lo que hacen.

En cuanto a las actividades de los alumnos, en un principio a ellos les gustaron mucho, el único inconveniente es que tuvimos la mala suerte de estar en plena alerta naranja por lluvias y pasaron un poco de frío, todo y que sabemos que los adolescentes tienen capacidad de entrar en calor rápidamente.

Dinámica:

En el apartado anterior he explicado la parte de coordinación que sucedió durante la primera hora y media, después tuvimos tiempo de almorzar y a continuación seguimos con la dinámica conjunta. Para ello había centros que habían preparado presentaciones de acciones/actividades que se habían realizado en sus centros para llevar a cabo la mediación y mostrarse, algo muy importante para solucionar conflictos, puesto que los alumnos necesitan saber que no están solos (el groso del centro) y los mediadores (sólo son unos cuantos) necesitan sentirse útiles y visibles para poder ayudar.

Además, este tipo de actividades da muchas ideas para seguir adelante. A veces estamos escasos de iniciativas y cuando visualizamos los resultados de los demás nos damos cuenta que podemos seguir adelante e idear nuevas acciones con los alumnos.

Después, hicimos el juego, la actividad central de la jornada. Con una posterior reflexión por grupos compuestos por unos 8 alumnos y dos profesores, los profesores del mismo centro (Alberto y yo) con alumnos de diferentes centros; hecho que nos permitió conocer realidades diferentes a la nuestra (en cuanto a nuestro centro y a nuestros alumnos).

Acabamos la jornada con dos espectáculos, el de las activistas de nuestro centro y el grupo de teatro de otro que fue como la continuación de nuestra historia.

Presentaciones de los centros:

Las presentaciones de los centros fueron muy interesantes, no sólo por los productos finales que habían realizado sino porque fueron llevadas a cabo por los alumnos. Esto es muy sugestivo, porque finalmente nosotros estamos aprendiendo y guiando a nuestros alumnos por un camino de paz y de conciliación y hay momentos en los que no se sabe si se hace bien, si se llega al fin deseado y si es útil, cuando los vemos a ellos expresarse y explicar cuál es su función y cómo la llevan a cabo es cuando nos damos cuenta de la labor que realizamos.

Juego:

Nuestros adolescentes son muy rápidos en captar el motivo del juego y fue sorprendente cómo en dos minutos de juego sabían que había colores que en unos países no iban a ser aceptados y en otros sí. Sin motivo aparente. Cuando hicimos el coloquio, tenían clarísimo que hay países que no aceptan inmigrantes por motivos de raza, religión o país de origen y todos estaban de acuerdo que es algo inconcebible puesto que todos somos personas.

Mural:

El mural fue una actividad visual muy bonita, porque la patera era grande como para poder observarla y verla llena de personas, cada una con su realidad, incluso con personalidades famosas que nunca hubieran imaginado que fueron marginadas, como cualquiera de nosotros.

Sobre lo vivido:

Sensaciones:

Muy positivas y emocionantes porque cada uno desde su origen lucha por los mismos objetivos.

Impresiones:

Es una pena tener que seleccionar sólo a 8 alumnos porque este tipo de actividades es el premio al esfuerzo de quedarse todas las semanas una hora más de formación, de participar en actividades extra y pedirles cierta madurez, aunque sea voluntario.

Además, se generan vínculos más estrechos que facilitan el trabajo posterior. Por ejemplo, esta reflexión la estoy haciendo casi dos meses después de la jornada y ya hemos podido ver el trabajo del grupo de segundo ciclo de mediación, la obra de teatro: Cómo cocinar un conflicto, que ha sido un éxito, grupo en el que dos de los actores vinieron al Benlliure y notas en sus gestos el apoyo continuo.

Es una gran experiencia que Alberto y yo hemos tenido la suerte de vivir y representar a nuestro centro.

Anabel González

 

Advertisements

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s